Información: 626615538 labuenafortuna@gmail.com
A raíz de mi último post sobre la Sanación Física con los Registros Akashicos algunos de vosotros me habéis pedido que os hable de la Sanación Emocional con los Registros Akashicos.
Linda Howe nos habla de este tema en su libro Sanación a través de los registros Akashicos y a mí me gustaría ampliar el tema para que lo entiendas mejor.
Es imposible superar un trauma emocional mientras que pensemos que somos víctimas. Y sí, cuando nos hacen daño (traición, falta de respeto o manipulación) lo normal es que pensemos “me han hecho daño”.
Pero mientras estemos bajo la energía que nos confiere el papel de víctimas, en lugar de sanarnos lo que haremos es tragar y tragar, estando cada día más frustrados. De esa manera, aprendemos a esconder nuestros sentimientos dañados con la comida, distrayéndonos comprando compulsivamente o incluso meditando. Nos desconectamos de nuestras emociones y creamos un caparazón que nos aisla del resto del mundo y, aunque creamos que el caparazón nos protege, ocurre todo lo contrario. Bueno, incluso peor porque al bajar nuestra frecuencia de vibración (debido a la frustración, miedo a que nos hagan daño otra vez, etc…) atraemos situaciones que nos hacen daño, una y otra vez; la pescadilla que se muerde la cola.
Hay personas que acuden a mí para hacerse una lectura de registros Akashicos ya que han notado patrones recurrentes en sus relaciones. A lo largo de su vida, tienen relaciones de pareja tóxicas, abusivas o poco sinceras; sueltan una pareja tóxica y comienzan con otra.
Y de esta forma, cada vez se sienten más heridos, pierden la sensación de seguridad y se van desconectando de su ser y del resto del mundo. Y lo van sobrellevando “más mal que bien”. Pero sobrellevar una situación no es lo mismo que sanar.
Sin saber exactamente CÓMO atraen el mismo daño emocional y dolor, una y otra vez, y se quedan bloqueados con la ilusión de que son las víctimas de alguien (pareja, jefe, hijo, amiga…). Aunque estemos dispuestos a reconocer que puede que nosotros mismos nos estamos haciendo este daño, no es suficiente. Necesitamos saber específicamente cómo somos, cuál es la base del iceberg, cómo estamos atrayendo una y otra vez las mismas circunstancias dolorosas; ese es el único camino hacia la sanación.
En cuanto dejemos de estar en sintonía vibracional con el ser traicionado o traicionada, entonces la traición ya no volverá a nuestra vida.
¿Y en qué nos pueden ayudar los Registros Akashicos para sanar el daño emocional? Los registros Akashicos nos permiten entender cómo y cuándo iniciamos el patrón destructivo que nos hace atraer situaciones y/o personas emocionalmente nocivas a nuestra vida. En cuanto sepamos la causa raíz del problema, podremos empezar a ver cómo inconscientemente fomentamos este patrón en nuestro presente.
Sabremos qué tenemos que cambiar en nuestras vidas, qué patrones de comportamiento o acciones sería conveniente cambiar para atraer situaciones y personas positivas. De esa manera, dejaremos de centrarnos en el daño que nos hizo tal persona. No podemos controlar el comportamiento de otras personas, pero sí ser conscientes de que hay algo que cambiar con respecto a esa relación y ponernos en marcha. La sanación akashica nos ayudará a tener la fortaleza emocional para que los cambios se lleven a cabo de una manera equilibrada y sana, de la mejor manera para todos los implicados en la situación.
Nosotros tenemos el poder de cambiar nuestra propia vida, en cualquier momento y nuestros Maestros, Guías y seres queridos están ahí para apoyarnos y guiarnos en el proceso. La sanación akashica nos abre las puertas a nuevas oportunidades, a crear la vida que soñamos, a estar rodeados de personas positivas y enriquecedoras en nuestra vida.
Te animo a que escuches el mensaje que tus maestros, guías y seres queridos te lanzan desde los Registros Akashicos, para dar el salto hacia una nueva vida.
Porfa, ayúdame a difundir este post para ayudar a otras personas que están buscando una solución para liberarse de su sufrimiento.
Namasté