Información: 626615538 labuenafortuna@gmail.com
Antes de ayer una señora me llamó preguntándome que cual es mi especialidad en Reiki (en plan si era especialista del estómago, del corazón, traumatología…), pero no fue ni la primera ni la segunda vez que me pasa, por eso te quiero aclarar que los practicantes de Reiki no podemos diagnosticar. 
Te pregunto: ¿puede el especialista del corazón diagnosticar a alguien que padece del estómago? ¿O “el del estómago” puede diagnosticar una enfermedad vascular? No, ¿verdad? Pues con más razón una persona que no ha estudiado medicina, ni psicología podrá diagnosticar enfermedades, así que no señor, los terapeutas de Reiki no podemos diagnosticar enfermedades (a no ser que seamos médicos). Además los terapeutas y maestros de reiki que pertenecemos a la Federación Española de Reiki tenemos firmado un código deontológico que lo refleja. 
Y sí, el Reiki nos ayuda a sanar a nivel físico, mental y espiritual (en este post te explicaba los 50 beneficios del Reiki), pero es una energía inteligente que sana por sí sola, que se dirige al lugar físico o mental del paciente para ayudarle a sanar. 
Y claro que cuando ponemos las manos podemos sentir mucha energía en la corona o que fluye poca energía en el estómago, o que el paciente respira más profundamente cuando posamos las manos en su corazón, o que el paciente acumula mucha ira o tristeza en esa zona. Después de una sesión de reiki la mayoría de las personas nos preguntan: ¿qué has notado?, ¿cómo me ves? Y a veces nos vemos tentados a sacar conclusiones y hacer recomendaciones basadas en lo que sentimos y en nuestra experiencia como reikistas, pero así no ayudamos a la persona. 
 

Diagnosticar con Reiki en Madrid sesiones y cursos

Así que si estás aprendiendo Reiki tranquilo/a que no tienes que diagnosticar nada, que no te pase como a mí que me sentía super-torpe en mis comienzos en el camino del Reiki cuando veía que el o la gurú de turno ponía las manos a alguien y decía “tienes un quiste en el ovario derecho” o “tráeme los análisis que yo los vea”… y claro, yo me decía “jolín, jamás llegaré a ser tan super-guay como él/ella” ¿Y sabes qué? Pues que con la práctica y la experiencia me di cuenta que era mentira, que diagnosticaban a la “mecachis-en-la-mar” para atraer alumnos y pacientes. ¿Y por qué lo sé? Pues porque cuando me diagnosticaron a mí o alguna amiga que venía conmigo no daban ni una. 
Y si eres tú el paciente, quiero que sepas que el reiki te va a ayudar muchísimo a sanar pero te pido por favor que sigas las indicaciones de tu médico; será él o ella quien te diagnostique, te recete, te dé el alta, la baja, te quite las pastillas, etc, etc, etc… pero el terapeuta de reiki no puede. 
Tres cuartos de lo mismo pasa con nuestras mascotas; el Reiki les puede ayudar muchísimo pero jamás sustituirá un tratamiento de su veterinario. 
Espero haberte aclarado el tema Y si te ha gustado este post y quieres compartirlo, puedes hacerlo utilizando los botones de aquí abajo y que yo te lo agradezco un montón.